Artroscopia

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico de mínima invasión, donde a través de pequeñas incisiones (1 cm) denominados portales, se introduce un lente el cual conectado a una cámara (artroscopio) transmite la imagen del interior de la articulación hacia un monitor.

De esta manera, usando instrumentos especiales se realiza la revisión y reparación de diversas estructuras intraarticulares.

Actualmente la artroscopia ofrece grandes beneficios para padecimientos de rodilla, hombro, cadera, tobillo, codo y muñeca, como: lesiones de menisco, lesiones ligamentarias, pinzamientos tendinosos, desgaste o lesiones de cartílago, etc.