Artrosis o desgaste de rodilla

La zona de contacto entre los huesos de la rodilla está recubierta por una capa llamada cartílago, que permite distribuir las cargas y disminuir el rozamiento entre los huesos con los movimientos de la articulación.

La artrosis implica una destrucción progresiva del cartílago, el hueso que antes se recubría del cartílago comienza a sufrir cambios, la superficie articular se vuelve irregular provocando alteración de la fricción durante los movimientos articulares.

La artrosis de rodilla supone entonces la pérdida del cartílago en cualquiera de los tres compartimentos de la articulación de la rodilla.

Esta enfermedad afecta más a las mujeres a partir de los cuarenta años, es muy rara antes de los treinta años y es la artrosis más frecuente. El dolor es el síntoma básico, que lleva al paciente a la consulta médica.

Se diagnostica mediante la exploración que realiza el médico tanto del dolor como de la movilidad, además del aspecto de la articulación en las radiografías.

Share: