Capsulitis adhesiva (Hombro congelado)

La cápsula articular y ligamentos del hombro fijan los huesos del hombro entre sí. Cuando la capsula se inflama los huesos son incapaces de moverse libremente en la articulación. Existe factores de riesgo para esta inflamación de la capsula como; diabetes, enfermedades tiroideas, lesiones de hombro asociadas, cirugía del hombro previa, etc.

Los principales síntomas de un hombro congelado son: la disminución de la movilidad, rigidez y dolor, limitación para realizar movimientos por encima de la cabeza o por detrás del cuerpo. Para su diagnostico se utiliza una exploración física y pruebas clínicas específicas, apoyados con estudios de imagen como radiografías o resonancia magnética.

El tratamiento se basa en el uso de antinflamatorios y rehabilitación física, aunque pueden pasar de 6 a 9 meses para lograr una recuperación completa. Se sugiere apoyar al tratamiento con infiltraciones y movilizaciones bajo anestesia con la finalidad de disminuir el tiempo de recuperación. Así como el uso de la artroscopia para casos sin mejoría con tratamiento conservador.